CONCURSO NACIONAL DE MARINERA

La ciudad de Trujillo se viste de gala todos los años al final del mes de enero para celebrar un festival consagrado al baile de cortejo nacional peruano: la marinera. Trujillo, capital del departamento de La libertad, está ubicada en la costa norte del Perú, a unas ocho horas de viaje por carretera desde la ciudad de Lima.

Muestra una hermosa y alegre arquitectura colonial, en la cual sobresalen los vivos colores de las fachadas de sus mansiones y las bellísimas rejas de hierro de sus puertas y ventanas. Este festival tiene como evento principal el certamen denominado Concurso Nacional de Marinera, el cual fue gestado durante los años cincuenta por el Trujillo don Guillermo Ganoza Vargas. EI baile de la marinera se hace en pareja, se mueve simulando un galanteo y reviste indumentaria de especial vistosidad, en el cual un palpitar de pañuelos está siempre presente.

El origen de este baile, a juicio de muchos, viene de la Europa barroca y romántica, territorio y época en los que se practicaba en los salones danzas de cortejo tales como gaviotas, pavonas y minués. Antes de la llegada de los españoles y de la conquista del Nuevo Mundo los nativos de esta parte no realizaban bailes en pareja y menos aún bailes que imitaran el acto de cortejar; tampoco usaban los pañuelos que ya figuraban en la pintura cortesana europea en manos de damas que se daban así un acento de elegancia.

La música y la danza de los americanos de ese tiempo eran fáciles, sueltas y tendían al goce colectivo, y los bailes en pareja que se generaron después derivaban de la dominación hispana, a los que el pueblo añadió lo suyo: percusión y palmas acompañados musicalmente de cuerdas y canto. Percusión de cajón y palmas, cuerdas y canto, se dan bien en ambientes reducidos como un salón o un patio; pero en escenarios más grandes, como los coliseos donde se lleva a cabo el Concurso Nacional de Marinera en Trujillo, estos acompañamientos desaparecen para ser reemplazados por bandas de música conformadas principalmente por instrumentos tales como cornetas y tambores.

Es así como los movimientos contenidos del baile de la marinera que se realiza en espacios pequeños se vuelven desenvueltos en espacios mayores, ganando en brillo y exigiendo una composición adecuada, vale decir, una coreografía. Asimismo, la indumentaria, sobre todo la de la mujer, es sencilla en el salón o en cl patio y espectacular en el coliseo, en el que ella usa una falda ceñida a la cintura y conformada por varios y vistosos vuelos, mientras que el hombre complementa su vestimenta, que es menos pretenciosa y que está compuesta por una camisa blanca y un pantalón negro, con un poncho y un amplio sombrero de paja.

A través del tiempo el pueblo ha añadido a la marinera ingredientes que se le han vuelto propios: el baile en general se ha transfigurado en un espectáculo y el vestuario en particular ha ganado en riqueza y color, pues en la actualidad la marinera es observada de lejos por la multitud desde la gradería del coliseo. Mas también ha conservado mucho de su sencillez y pureza originales. Existen tres formas en que se puede adoptar el baile de la marinera: la limeña, la norteña y la puneña. La marinera limeña se baila en los salones de las viviendas del departamento de Lima y es de movimientos moderados y muy elegantes.

La versión que campea en el departamento de La Libertad y en el Concurso Nacional de Marinera es la norteña. La marinera puneña se baila al aire libre en las alturas serranas del departamento de Puno. Sin embargo, estas formas de marinera se pueden reducir a dos: la marinera de la costa y la marinera de la sierra. El Concurso Nacional de Marinera es una fiesta llena de juventud, de color y de belleza. Las parejas de participantes desfilan dando vueltas en tiempo de danza al inmenso ruedo del coliseo, representando un río de gracia inolvidable.

Existen bases establecidas para el desarrollo del concurso, en el que pueden participar todas las parejas de bailarines que así lo deseen. Siempre y cuando no sean danzantes nacionales. Se considera en este certamen a mujeres y hombres de todas las edades, a quienes se clasifica en las categorías de infantes, infantiles, júnior, juveniles, adultos y seniors.

Las actividades de este concurso se realizan en dos escenarios: el coliseo del club Libertad los días 24 y 25 de enero, y el coliseo cerrado Gran Chimú los días 27 y 28 de enero.Durante el desarrollo del Concurso Nacional de Marinera en Trujillo los clubes privados de esta ciudad ofrecen almuerzos y cenas especiales para la ocasión.

El club Libertad, mantenedor del fuego sagrado que encandila la fiesta, concede una noche de gala a la que todos los asistentes van vestidos de blanco. El club Delicias organiza un almuerzo que se caracteriza por su elegancia y por su exquisita comida trujillana, pródiga en frutos de mar preparados en una extensa variedad de platos. Los concursantes y los espontáneos bailan en las calles y se realizan corzos multicolores y desfiles de caballos peruanos de paso.

En suma, la algarabía y el júbilo son totales en la ciudad de Trujillo, capital de la primavera en el Perú.

Tours